El Boom de la Televisión Frente al Cine

El Boom de la Televisión Frente al Cine

Después de haber estado dormida por mucho tiempo, la televisión ha retomado su fama, y esto debido a varios factores, demostrando que el público siempre pide más.

 

Si miramos bien, en los años 60 y 70 surgieron series como La Dimensión Desconocida (1959), un thriller psicológico, que ahondaba temas sobre la guerra, la moral y seres extraterrestres, todo envuelto en una atmósfera de suspenso y drama.

 

 

 

También apareció Hitchcock Presents (1955), una serie presentada por el mismo Hitchcock, donde cada semana presentaba una historia de drama y suspenso, al mejor estilo de su director.

Luego en los 80, surgió el clásico V La Batalla Final (1984), serie que mezclaba reptiles y humanos y -aún cuando en esa época no eran famosas las teorías de conspiración- ya se hablaba de una conspiración alienígena en el mundo. 

 

 

A principios de los 90 el grandioso David Lynch creó su obra televisiva de culto, Picos Gemelos, que a pesar de no haberla terminado, hipnotizó a toda una generación.

 

 

La primera década del 2000 se caracterizó por series más policíacas, detectivescas que, aún siendo muy buenas, tal es el caso de La Ley y El Orden y sus franquicias, NCIS, CSI y franquicias, ya no se vieron series dramáticas tan buenas.

En parte, gracias a la aparición de Breaking Bad (2008), la televisión volvió a tomar fuerza. 

Paralelamente, con la creación de Netflix (finales de los 90), y su interés por producir nuevas series, aparece un público más interesado en quedarse a ver televisión que en ir al cine.

Y no es para menos. Según estadísticas, Hollywood mayormente produce películas para gente que comprende los 18 y 24 años (según Indiewire), por lo que mucha gente queda por fuera. 

Aún cuando la gente -por lo visto- sigue siendo adicta a las películas de zombies y de teenagers, existe aún gente que busca un tema en una serie.

Miremos otras razones por las cuales la televisión excede al cine en estos momentos:

 

1. Muchos actores de cine deciden volver a la televisión, pues de hecho, muchos crecieron allí (como Bruce Willis) 

Es así como ahora vemos actores de la talla de James Spader, Kevin Spacey, Terrence Howard, Jennifer Lopez, Kevin Bacon, entre otros, participando o protagonizando series de televisión. Y muy pronto veremos más, tales como Susan Sarandon y Keanu Reeves.

Cabe decir entonces que, mientras en la pantalla grande aparecen actores recién saliditos de las escuelas de actuación, vemos grandes personalidades en la pantalla chica.

 

2. Se puede arriesgar más en la televisión.

Efectivamente, en la televisión se puede arriesgar más en la trama de la idea. Mientras en el cine una historia sobre la relación entre un profesor de química y un junkie no hubiera alcanzado tanta audiencia, Breaking Bad logró motivar a muchos y ganar muchos premios de la Academia.

 

 

3. Las actuaciones siguen sorprendiendo.

Mientras en el cine no existen actores nuevos que sobresalgan, en la televisión han surgido actores que han personificado tan bien sus roles, que el mismo televidente se vuelve cómplice de sus delitos. Miremos el ejemplo de The Shield (2002), ya que en esta serie, el televidente termina apoyando a Vic Mackey, el policía corrupto, y no al teniente pasivo de la serie, David Aceveda. A ese grado llegan las actuaciones.

 

4. En últimas, es la idea la que cuenta. 

Si bien Hollywood depende de sus películas de terror para sobrevivir, la tele puede tratar ideas más profundas; pues a la larga, siempre pueden contar con ir a otro canal para apoyarlos. Este es el caso de The Path (2016), nueva serie producida por Hulu, un canal por internet de streaming que está tratando de convertirse en la competencia de Netflix, produciendo una serie sobre espiritualidad, toma de la ayahuasca y marihuana, lo que en una película de cine se consideraría taboo.

 

 

 

Será también por el hecho de que vivimos en una sociedad tan frenética, que ya no soportamos quedarnos tres horas viendo una película, y decidimos quedarnos en la casa, mirando series, que al fin y al cabo podemos ver por pedacitos, sin perder un centavo, y alargando así la experiencia.

 

Le agregamos a esto la buena noticia del estreno de la tercera temporada de Picos Gemelos el año que viene, al igual que nuevas series donde actuarán Susan Surandon, junto con su hija Eva Amurri, la reaparición de Jamie Lee Curtis y Meg Ryan.

 

 

 

Deja un comentario

Estás comentando como invitado.

Síguenos en: